Green Food, Recetas

Receta básica de “leche” vegetal

leche vegetal

Te voy a compartir mis 2 recetas básicas para preparar leche vegetal, yo las considero imprescindibles en mi alacena ya que las uso para varios de mis platillos favoritos, avena, smoothie bowls (mira algunas recetas aquí) , cerealito, etcétera.

 Llevo ya varios años sin consumir leche de vaca, definitivamente mi vida cambio cuando la dejé. Puede sonar exagerado, pero juro que hubo un antes y un después en mi vida jaja. Resulta que yo tomaba muchísima leche, y cuando digo mucha les hablo de que me podía tomar 1 litro al día. En fin, esto me hacía vivir inflamada todos los días. Decidí dejar la leche gracias a una clase que tuve en un Diplomado de alimentación sustentable, fue ahí cuando hice mi primer lechita de almendras y fui la más feliz, en principio dejé la leche de vaca porque había encontrado un “sustituto” que sabía riquísimo y era fácil de preparar. Ya después me di cuenta de que no me inflamaba más y que me sentía mucho mejor. Y bueno, ya después dejé todos los lácteos, pero esa es otra historia.

 

Receta básica sin colar

Utiliza esta receta para preparar lechada de nuez de la india, cacahuate, semillas de girasol y amaranto.

Ingredientes (rinde para 1 litro aproximadamente)

  • 1 taza de nuez de la india (o cualquiera de las demás opciones que te di arriba)
  • 4-5 tazas de agua natural (si se quiere una lechada más cremosa y concentrada agregar menos agua y viceversa)

Preparación

Remoja la nuez de la india por 8-12 horas o toda la noche.

-Nota: el cacahuate y semilla de girasol también deben remojarse de 8 a 12 horas, el amaranto debe remojarse un mínimo de 15 minutos.-

Tira el agua de remojo y enjuaga muy bien la nuez de la india.

En una licuadora agrega la nuez de la india y el agua, licúa de 30 a 40 segundos (el tiempo varía dependiendo de la potencia y el tipo de licuadora que tengas). Revisa que se incorpore bien la nuez al agua y que no queden grumos o pedazos sin moler.

Las lechadas elaboradas con estos ingredientes no necesitan colarse ya que se desbaratan casi por completo, esto siempre y cuando hayas hecho el remojo previo.

 

Receta básica #2, requiere colarse

Utiliza esta receta para preparar lechada de almendra, avellana, nuez pecana, avena, arroz integral o coco.

Ingredientes (rinde para 1 litro aproximadamente)

  • 1 taza de carne de coco ó ½ taza de coco deshidratado
  • 4-5 tazas de agua (si se quiere una lechada más cremosa y concentrada agregar menos agua y viceversa)
  • Para una lechada mucho más fresca y nutritiva usar agua de coco

Preparación

OJO: esta receta es con coco. Por lo tanto, no requiere de remojo.

Si usas cualquiera de los otros ingredientes el paso #1 será remojar de 8 a 12 horas, tirar el agua de remojo y enjuagar bien el ingrediente seleccionado.

Licua la carne de coco con el agua de 30 a 40 segundos (el tiempo varía dependiendo de la potencia y el tipo de licuadora que tengas).

Cuela tú lechada con una manta de cielo o una bolsa para colar, exprime muy bien hasta que se separe completamente la parte sólida de la líquida.

Lo que te queda se conoce como okara o bagazo y puedes usarlo para hacer quesos, harina, galletas o más platillos veganos.

leche vegetal

Recomendaciones generales

Si no se consume inmediatamente, almacenar en un frasco de vidrio perfectamente sellado en el refrigerador. Dura aproximadamente 3-4 días fresca, es posible tomarla hasta los primeros 5-6 días. Agita antes de consumir.

La leche de coco dura aproximadamente de 2 a 3 días bien fresca.

Tips para crear variedades

  • Para una lechada dulce, agrega 4 dátiles remojados y ½ cucharadita de canela en polvo.
  • Agregar la fruta de tu preferencia.
  • Agregar vainilla, canela, cacao, dátil, miel de arroz o miel de agave para endulzar al gusto.
  • Si agregas lúcuma y miel de agave, le da aspecto a leche de vainilla pero el sabor es distinto.
  • Puedes agregar una pizca de sal de mar para mineralizar tu lechada y potencializar su sabor.

Usos

  • Úsala en tus licuados/smoothies.
  • Para acompañar tu granola, cereal o avena.
  • Como base de cremas de verduras, salsas y atole.
  • Como crema para tu café (reduce la cantidad de agua a 2 o 3 tazas)
  • Como base para helados.

 

Que disfrutes tus lechitas vegetales.

Con cariño, Tan 🙂

Acerca de Tanya De la Rosa

Mi nombre es Tanya y soy health coach dedicada a ayudar a mujeres a mejorar sus hábitos de vida. Me encanta estudiar y aprender nuevas cosas todo el tiempo, llevo una alimentación basada en plantas desde hace 5 años y estoy convencida que al mejorar tus hábitos alimenticios, mejoras toda tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *