Embarazo, Mama Love

Parto humanizado – todo lo que necesitas saber

parto humanizado

Después del nacimiento de mi hija, he querido compartir con más mujeres todo lo referente al parto humanizado, sobre todo por lo hermosa y mágica que fue al haber tenido el parto de mis sueños, íntimo, amoroso y en donde se respetaron y cumplieron todos mis deseos.

Creo que como futuros padres es nuestra obligación informarnos sobre las opciones que tenemos para el parto. Así podemos elegir de una manera responsable e informada y conocer  los derechos a los que tenemos acceso tanto las madres como los bebés durante el trabajo de parto y el nacimiento.

Estos temas me apasionan así que realmente le dedique tiempo a hacer una super investigación, primero tenía la idea de tener un parto en agua ya que gente muy cercana a mi me había hablado de su experiencia y los comentarios siempre eran positivos. Inmediatamente todo lo que leía sobre el parto humanizado hacía completo sentido para mí y sin pensarlo decidí que eso era lo que quería, así que manos a la obra, buscamos al que sería nuestro equipo (ginecólogo, pediatra, doula) y tomamos también el curso prenatal en donde se aclaran muchas de las dudas más comunes.

En el camino, cambié de ginecólogo (es importante que sepas que no todos los ginecólogos realizan partos humanizados), platica con el tuyo y si no es lo que estás buscando, cambia, así sea a mitad del embarazo, no importa. Recuerda que será un momento único y tienes todo el derecho a vivirlo tal y como lo deseas.

 

¿Por qué elegí tener un parto humanizado/respetado?

El parto es un proceso fisiológico, el cuerpo es tan sabio que está diseñado para que al termino del periodo de gestación del bebé, el nacimiento ocurra de manera espontánea y natural. Lo que pasa es que poco a poco hemos ido complicándole al cuerpo esto, en el afán de querer hacer todo más sencillo, rápido y “seguro”, se ha hecho del parto un proceso sobre medicalizado, obstaculizándole al cuerpo que termine el proceso naturalmente.

Un parto humanizado, es un parto libre, amoroso y seguro para la madre y el bebé.

Como lo dicen en el documental Parir en Libertad, los protagonistas del parto humanizado son el bebé y la mamá. Es la madre quien toma las decisiones para ayudarle al cuerpo (y al bebé) a ejercer su capacidad natural para dar a luz. Los deseos y necesidades de la madre son prioridad por sobre los de los médicos.

 

Características:

1. El trabajo de parto comienza por sí mismo.

Si tu embarazo ha sido saludable y estás entre la semana 38 y 42, no te estreses, en algún momento iniciarás con el trabajo de parto y ésta será la indicación de que tu bebé y tu cuerpo están listos para el nacimiento. Tu cuerpo es sabio, relájate y espera pacientemente. Únicamente se inducirá el parto si la madre o el bebé tienen algún problema de salud que lo amerite.

2. Libre movimiento durante todo el trabajo de parto.

La madre puede caminar, cambiar de posturas una y otra vez, incluso bailar, meterse a bañar, etcétera. Se trata de que la mamá se vaya moviendo de acuerdo a lo que su cuerpo le va pidiendo, primero para encontrar la mejor postura para las contracciones y también para facilitar el paso del bebé por la pelvis y el canal de parto.

3. No habrá intervenciones médicas innecesarias.

Intravenosa, ruptura artificial de membranas, aceleración/inducción del parto con oxitocina, monitoreo fetal electrónico continuo, epidural y otros medicamentos para aliviar el dolor, cesárea, uso de fórceps, afeitado de la región púbica, administración de enemas, episiotomía.

Esto siempre será valorado por tu médico por lo que te recomiendo buscar a uno que sea 100% pro parto natural/humanizado, de esta forma aseguras que no realizará ninguna intervención a menos que se absolutamente necesario.

4. No hay restricciones para beber líquidos o consumir alimentos durante el trabajo de parto.

5. Hora de oro con tu bebé.

Esto es, el contacto inmediato piel con piel del bebé con la madre, este contacto finaliza con la primera toma de leche materna que se da casi al cumplirse la primera hora. Cualquier cuidado que se requiera hacer al bebito, se realizará en el pecho de la madre, no hay prisa por separarlos.

Parto humanizado

Alojamiento conjunto.

6. Pinzamiento tardío del cordón umbilical.

Éste se realiza al menos 1 minuto después del nacimiento o cuando el cordón deja de pulsar.

7. Alojamiento conjunto, es decir, el bebé permanecerá en la misma habitación que su madre.

8. Contar con un equipo de apoyo.

Un último punto que yo recomiendo al 100% y que fue toda la diferencia en mi experiencia, fue contar con el apoyo de una Doula. Ella será tu guía y quien les dará a ti y a tu pareja, el apoyo emocional y físico que necesitan para el nacimiento del bebé. La presencia de tu pareja y/o de algún ser querido también la recomiendo mucho para recibir su apoyo durante todo el trabajo de parto.

 

La atmósfera en la que nace un bebé en un parto humanizado es de completa intimidad, incluso la iluminación en el cuarto del hospital será con luz tenue. En mi caso, pude cumplir mi deseo de recibir a mi bebé con la música que le ponía todos los días durante el embarazo, usamos un poco de aromaterapia durante la labor de parto y se creo una ambiente muy lindo y familiar en donde se sentía mucho amor, calidez y apoyo.

Es importante mencionar que, durante todo el proceso, mi médico estuvo presente y al pendiente de mí y de mi bebé. Esto por cualquier problemas que se pueda presentar pero su intervención en el parto es mínima.

Puedes elegir también tener un parto en casa, en mi caso decidimos hacerlo en el hospital. Incluso existen las cesáreas humanizadas en donde el proceso tiene algunas adaptaciones a una cesárea convencional, por ejemplo, se permite el contacto piel con piel y la posibilidad de ver el nacimiento de tu bebé, entre otras cosas. Busca un médico que realice este tipo de cesáreas, aunque muchas soñamos con un parto natural, es importante tener presente que podría presentarse la necesidad de tener una cesárea y también debes considerar esta posibilidad.

 

“Para cambiar al mundo, primero hay que cambiar la manera de nacer.” Dr.Michel Odent

El bebé se acuerda de la experiencia de nacimiento a través del cerebro reptiliano, por lo que, si fue separado de la madre al nacer, puede ser la primera crisis que se manifiesta a largo plazo, generalmente con problemas de vinculación y la pérdida de empatía entre las personas. Podría representar la primera huella de abandono de una persona.

Aquí entre nos (las madres coincidirán conmigo), el trabajo de parto no es cosa fácil, de hecho, es lo más agotador y retador que he vivido, pero lo más satisfactorio. Y la verdad es que, como mujeres, tenemos todo lo necesario para lograr un parto natural respetado.

Confía en tu capacidad de parir de manera natural, confía en la capacidad de tu bebito de decidir cuando llegar al mundo, confía en tu cuerpo que es maravilloso y sobre todo confía en ti y en tu intuición de madre.

Cualquier duda o pregunta por favor escríbeme, me encantará compartir más información contigo.

Besos, Tan

 

Fuentes
El parto saludable a su manera, 6 pasos para un parto más seguro. Documento de Lamaze International y Mother´s Advocate, 2013.
Documental Parir en Libertad, https://www.youtube.com/watch?v=inrc3FsdpkU

Acerca de Tanya De la Rosa

Mi nombre es Tanya y soy health coach dedicada a ayudar a mujeres a mejorar sus hábitos de vida. Me encanta estudiar y aprender nuevas cosas todo el tiempo, llevo una alimentación basada en plantas desde hace 5 años y estoy convencida que al mejorar tus hábitos alimenticios, mejoras toda tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *