Green Mama Tips, Mama Love

Green Mama Tip – Cocina una vez para comer varios días

Mamita linda, te tengo un tip que te prometo que te va a simplificar la vida en la cocina. Vuélvete una experta en la cocina práctica. Pero antes, te cuento un poco de mi experiencia aplicando esto cada semana.

Contrario a lo que muchas podrían pensar, hace unos años a mi no me gustaba cocinar, cero, nada de nada, la verdad es que no sabía hacer nada y siempre comía los mismo 3 platillos, lo confieso. Obviamente mi alimentación no era balanceada ni adecuada, poco a poco fui haciendo cambios y mejorando hasta el día de hoy que aunque mis hábitos alimenticios son bastante buenos, siempre sigo aprendiendo. En fin, el punto es que nunca tenía comida en el refri y obviamente terminaba haciéndome unas quesadillas o algo muuuuy sencillo.

Conforme fui aprendiendo, estudiando y cambiando hábitos, fui preparando más recetas y agarrando gusto por la cocina. En mi embarazo fue cuando más platillos nuevos hice y luego que llegó mi hija y empezó a comer sólidos, entonces si que me metí de lleno a la cocina y a la creación y elaboración de muchísimas recetas nuevas. Ahora puedo decir que me gusta mucho cocinar y realmente lo disfruto, ¡peeeero! no me gusta pasar muchas horas en la cocina, soy demasiado práctica y simple para comer en el día a día. Y cabe recalcar que esto no está peleado con comer delicioso y super variado.

¿Quieres saber cómo logro alimentarme a mi y a mi familia de manera nutritiva, super variada, y sin pasar hooooras en la cocina?

El secreto está en COCINAR UNA VEZ PARA COMER VARIOS DÍAS.

Vamos a tomar como ejemplo a la tan famosísima quínoa que cada día es más popular.

Paso #1 – remojas la quínoa al menos 30 minutos, después enjuagas muy bien y tiras el agua. Repite el proceso de enjuagar con agua hasta que dejen de salir burbujitas.

Paso #2 – cocina tu quínoa con agua natural y no le pongas nada más, es decir, no lo sazones. Prepara bastante para toda la semana, al menos 1 taza o 1 ½  para comerla 2 o hasta 3 días.

Paso #3 – ´guárdala ya cocida en porciones para 1 día y en recipientes de cristal.

Paso #4 – prepárala un día salada con verduras y tofu y otro día dulce con leche de almendras y pasitas.

Es así como tienes comida lista para solo sazonar y darle un sabor distinto cada día. Así no tienes que hacer todos los días algo distinto, eso ya no aplica para el ritmo de vida acelerado que muchas tenemos.

¿Qué te recomiendo?

1. Siempre tener en el refri ya cocidos a la semana, al menos 1 opción de cereal (arroz, quínoa, cous cous) y al menos 1 opción de leguminosa (lentejas, frijoles o garbanzos). Así puedes cocinar 1 vez para comer varios días y lo mejor de todo es que cada ocasión puedes sazonar y darle un sabor distinto y además darle el adecuado balance de nutrientes a tu cuerpo.

Otras recomendaciones:

  • Congela la comida, por ejemplo, si preparaste lentejas, puedes congelar en porciones individuales y descongelar cuando lo necesites.
  • Prepara hamburguesas de lentejas y congela la mitad, así las tienes lista para cualquier día de la semana o emergencia.

Espero que estas recomendaciones te sirvan mucho y te faciliten la vida en la cocina.

Cuéntame, ¿cómo te organizas con la planeación del menú semanal?

lectura de etiquetas

About Tanya De la Rosa

Mi nombre es Tanya y soy health coach dedicada a ayudar a mujeres a mejorar sus hábitos de vida. Me encanta estudiar y aprender nuevas cosas todo el tiempo, llevo una alimentación basada en plantas desde hace 5 años y estoy convencida que al mejorar tus hábitos alimenticios, mejoras toda tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.