Mama Love, Postparto

Beneficios de la Lactancia Materna

lactancia materna

Todos nos hablan de la importancia de la lactancia en los primeros meses y años de vida y de como se vuelve un momento tan especial entre mamá y bebé. Y si, es una conexión única e increíble, pero nadie te dice (o al menos a mi) lo difícil, cansado (¡¡a-go-ta-dor!!) y desafiante que puede llegar a ser.

Y es que, cuando nace tu bebé, todo cambia, ahora tienes a tu cuidado una vida tan pequeñita, frágil e inocente, surgen muchas dudas y miedos, te sientes exhausta física y emocionalmente y encima de todo hay que revisar el agarre del bebé para que pueda comer bien y se establezca una lactancia materna exitosa, todo esto sin que te lastime. Pareeeeeeen por favor, me quiero bajar de este tren de mamá primeriza que siente que nunca va a poder dar lechita materna a su bebé sin sentir que le duele hasta la puntita del dedo chiquito del pie, jeje.

 

Así es, el primer mes fue difícil, al menos así me tocó vivirlo a mí, fue frustrante y doloroso en lo que a lactancia se refiere. No les voy a mentir, la pasé mal. La situación empezó a mejorar cuando fui con una asesora de lactancia y con unas cuantas indicaciones todo comenzó a fluir y poco a poco comencé a disfrutar y gozar la lactancia. Ahora les puedo decir que no cambio por nada todo lo que pasé para llegar a disfrutar tanto el amamantar a mi bebé, se vuelve algo único entre mamá-bebé.

Hasta ahora sigo con lactancia materna a libre demanda (fue exclusiva hasta los 6 meses y a partir de ahí comenzamos con la alimentación complementaria), cuando ella pida, sin establecer horarios, dejando que ella sea mí guía.  Recuerda que la lactancia no es solo darle alimento a tu bebé, es sostén, calor, seguridad, paz, es conexión, es el más puro acto de amor.

 

Beneficios de la Lactancia Materna

Para el Bebé

  • Favorece un vínculo afectivo entre la madre y el bebé.
  • Fortalece el sistema inmunológico, previniendo al bebé de muchas enfermedades, infecciones y alergias.
  • Menos infecciones respiratorias, de oído y diarrea.
  • Ayuda a tener una microbiota sana.
  • Se sabe que, a largo plazo, ayuda a prevenir la obesidad y diabetes infantil.
  • Se reduce el riesgo de malnutrición infantil.
  • Favorece la salud bucal.
  • Le provee una excelente nutrición.
  • Menos visitas al médico.
  • Estimula el desarrollo del cerebro.
  • Favorece el desarrollo de autoestima, seguridad y confianza en sí mismo.
  • Muchos estudios vinculan la lactancia con una reducción en el riesgo de muerte súbita.

 

Para la mamá

  • Favorece un vínculo afectivo entre la madre y el bebé.
  • Disminuye la probabilidad de depresión post parto gracias a que se segregan hormonas como la oxitocina y prolactina que ayudan a reducir el estrés.
  • Reduce el riesgo de anemia.
  • Disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario.
  • Ayuda con la pérdida de peso.
  • Favorece la salud cardiovascular.

 

¿Por qué es tan buena la leche materna?

La primera toma es literalmente “oro líquido”, mejor conocido como calostro, que es el primer fluido que toma el bebé, hasta el tercer día se alimenta de este líquido amarillento que es rico en carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales, además de anticuerpos que protegen al recién nacido.

  • Una vez establecida la lactancia, la leche materna aporta una gran cantidad de beneficios:
  • Es el alimento perfecto para el bebé, diseñada con la cantidad de macro y micro nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse sano. Grasas, proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales.
  • Es fácil de digerir.
  • Tiene la temperatura adecuada por lo que está lista al momento.
  • No requieres de biberones (no tienes que estar cargando con mil cosas).
  • Es gratis.
  • Contiene anticuerpos especiales para el bebé que lo protegen contra infecciones respiratorias y otras enfermedades.

 

“Dar de mamar es despojarnos de las mentiras que nos hemos contado toda la vida sobre quiénes somos o quiénes deberíamos ser. Es estar desprolijas, poderosas, hambrientas, como lobas, como leonas, como tigresas, como canguras, como gatas. Muy relacionadas con las mamíferas de otras especies en su total apego hacia la cría, descuidando al resto de la comunidad, pero milimétricamente atentas a las necesidades del recién nacido. Deleitadas con el milagro, tratando de reconocer que fuimos nosotras las que lo hicimos posible, y reencontrándonos con lo que haya de sublime. Es una experiencia mística si nos permitimos que así sea.” Laura Gutman

*Extracto del libro La Maternidad y el Encuentro con la Propia Sombra de Laura Gutman. Lectura imprescindible para cualquier madre.

 

Algunas de mis recomendaciones como mamá primeriza:

  • Procura tener con tu bebé la hora de oro, esto es el contacto inmediato piel con piel para que pueda arrastrarse hacia tus pechos e iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida, en donde tomará el calostro.
  • Confía en tu capacidad para producir leche, confía en tu bebé, llénate de paciencia, toma mucha agua, aliméntate muy bien y trata de dormir al mismo tiempo que lo hace tu bebé.
  • Busca un grupo de apoyo de lactancia, aquí encontrarás respuesta a tus dudas y podrás darte cuenta que no eres la única pasando por este proceso. También ayuda mucho para empoderarte y llenarte de fuerza y ánimo para seguir amamantando.
  • Busca a una asesora de lactancia, te recomiendo @CentroLuperca, además tienen un grupo de apoyo increíble en donde podrás resolver todas tus dudas.

Besos

Tan

Foto de @Erika Pizaña

 

Acerca de Tanya De la Rosa

Mi nombre es Tanya y soy health coach dedicada a ayudar a mujeres a mejorar sus hábitos de vida. Me encanta estudiar y aprender nuevas cosas todo el tiempo, llevo una alimentación basada en plantas desde hace 5 años y estoy convencida que al mejorar tus hábitos alimenticios, mejoras toda tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *