Mama Love, Postparto

ALIMENTACIÓN EN EL POSTPARTO

alimentación postparto

Alimentación en el Postparto, recomendaciones básicas para alimentarte bien y balanceado.

Durante 40 semanas (aproximadamente) alimentaste y nutriste a tu bebé, toda tu energía se dirigía a su cuidado, para que pudiera crecer y desarrollarse dentro de ti.

Una vez que nace, es momento de alimentarte y nutrirte a ti para recuperarte de éste maravilloso y mágico proceso de dar vida. Ahora tu cuerpo necesita una variedad de nutrientes indispensables para regenerarse, sanarse y fortalecerse.

Sabemos que, en el postparto, la mayoría del tiempo la pasamos cuidando a nuestros bebitos, atendiéndolos y creando un vínculo hermoso y suele pasar que nos olvidemos de atendernos también a nosotras.  Ahora más que nunca, es importante no descuidar nuestra alimentación, si mamá está bien, comiendo balanceado, dándole al cuerpo lo que necesita para funcionar óptimamente, entonces podrá cuidar mucho mejor de su bebé.

La forma en la que comes después de dar a luz debería nutrirte a nivel celular, reconstruirte y sanarte, esto a menudo nos parece complicado, pero te sorprenderás al saber que los alimentos más simples son los que hacen mejor éste trabajo.

 

¿Qué sí?

Volver a lo básico: alimentación natural, a base de plantas, alimentos integrales, alimentos que vienen de la tierra.

  • Frutas y verduras: variedad de colores.
  • Leguminosas: frijoles, lentejas, garbanzos, alubias.
  • Cereales integrales: avena, amaranto, quínoa, arroz integral, cebada.
  • Frutos secos: almendras, nuez pecana, nuez de la india, macadamia, avellanas.
  • Semillas: de girasol, de calabaza, ajonjolí, chía, hemp.
  • Fermentos: tempeh y miso.

¿Qué evitar en la medida de lo posible?

  • Café
  • Alcohol

¿Qué no?

  • Productos comestibles, todos aquellos “alimentos” procesados/industrializados, con conservadores, colorantes y saborizantes artificiales y demás aditivos.
  • Edulcorantes
  • Azúcar refinada
  • Harinas refinadas
  • Hacer dietas restrictivas
  • Hacer desintoxicaciones

Nota sobre los alimentos de origen animal

Podrán notar que no los menciono ya que mi alimentación es 100% basada en plantas, por lo que no los consumo. Sé que no todas las personas que me leen se alimentan de esta forma y siempre surgen dudas respecto a este tema. Mi única recomendación es que si los vas a consumir cuides tus porciones y elijas siempre opciones orgánicas y de libre pastoreo. Lo mismo con los lácteos.

Si llevas una alimentación completamente (o mayormente) basada en plantas, ten por seguro que estarás bien nutrida. De cualquier forma, siempre consúltalo con tu médico ya que todos somos distintos y de acuerdo con nuestro estilo de vida y alimentación, puede ser que necesites algún suplemento.

 

¿Cuáles son algunos de los alimentos que favorecen la recuperación en el postparto?

  • Ricos en hierro para reconstituir la sangre. Lentejas, frijoles, espinacas, kale.
  • Proteínas para reparar tejidos y apoyar a la salud hormonal. Leguminosas, tempeh, cereales integrales, frutos secos.
  • Grasas saludables para mejorar la circulación, enriquecer la lechita materna y favorecer el balance hormonal. Chía, aguacate, aceitunas.
  • Carbohidratos para recuperar el desgaste energético. Cereales integrales, camotes.
  • Vitaminas, minerales y antioxidantes en todas las frutas y verduras.

* Recuerda remojar las leguminosas, cereales y frutos secos para que se digieran mejor.

 

Llevatela despacio, se amorosa y delicada con tu cuerpo

Estas pasando por un periodo de reajuste en tu vida, no te presiones, si no puedes comer a tus horas no pasa nada, ve a tu ritmo, pero come.

Después de casi 10 meses en los que tus órganos abdominales se reacomodaron en un espacio más pequeño y ahora que se están reacomodando, el proceso de digestión se alenta y se debilita un poco. Sé gentil con tu cuerpo, trátalo con cariño y delicadeza para que pueda trabajar adecuadamente, sin esfuerzos extras.

Puedes ayudarle comiendo alimentos en sopas, calientitos. Esto se debe a que los líquidos calientes (no hirviendo) se mezclan con el ambiente cálido de los jugos digestivos y al cuerpo le cuesta menos trabajo digerir y absorber los nutrientes. Esto hace que tu cuerpo use toda su energía para sanar y regenerarse. Además, la humedad ayuda a reponer los líquidos que se pierden durante el parto y a contrarrestar la sequedad que se genera en el sistema digestivo y que puede provocar estreñimiento.

Por lo tanto, se recomienda evitar los alimentos muy fríos ya que lo que quieres es mantener a tu cuerpo calientito y cuando ingieres algo helado es como aventarle hielo al fuego digestivo. De hecho, es bueno introducir gradualmente las frutas y verduras crudas o muy frías.

Los primeros días, procura comer más ligero, no pasa nada si tomas puras sopas o aquellos alimentos que te reconforten, consiéntete mucho durante las primeras semanas. Ya después, cuida el balance en tu alimentación, asegúrate de consumir todos los grupos de alimentos.

 

Mantente hidratada

Primero para reponer los líquidos perdidos durante el parto y para ayudar a tu cuerpo a crear el alimento para el bebé, la leche materna. Procura al menos tomar un vaso con agua cada toma de tu bebé.

 

Y cómo comer balanceado si apenas y nos da tiempo de ir al baño, si no hemos dormido bien, ¡si estoy agotada!

Algunas recomendaciones:

  • Cocina 1 sola vez, pero para muchos días y congélalo. Por ejemplo, puedes hacer arroz, frijoles, lentejas, quínoa, y congelar en bolsitas individuales más o menos 1 taza por bolsita.
  • Haz cosas sencillas pero nutritivas. No es momento de ser la super chef o hacer platillos muy elaborados (si quieres hacerlo ¡adelante!, pero no es necesario). Prepárate cosas sencillas, puedes hacerte los mismos platillos con pequeñas variaciones para que no te aburras. Algunos ejemplos: smoothies de distintas frutas, bowls de arroz con frijoles variando las verduras y los condimentos, avena cocida variando las futas y especias que añades, sándwiches llenos de vegetales, guacamole, sopitas o cremas de verduras, etcétera.
  • Pide ayuda siempre que lo necesites. A veces queremos hacerlo todo y sentirnos la mujer maravilla. Créeme que ahora es el momento de delegar, pídele a tu pareja (o quien sea que te ayude) que te prepare el desayuno, que haga las compras, que de repente traiga algo comprado, que desinfecte las verduras, etcétera.
  • Si estás leyendo esto y aún no nace tu bebé, el mejor consejo que te puedo dar es que compartas con tu pareja (o persona que te va a apoyar durante el postparto) algunas de las recetas que te gustaría que te preparara durante el postparto, esto para que siempre asegures que vas a comer algo que es rico y conocido para ti. Si pueden, organícense para dejar congelada un poco de comida y así pasar las primeras semanas más tranquilos. Yo nunca pensé en esto cuando estaba embarazada y nos hubiera sido de muchísima utilidad.

 

Si quieres más información o si quieres una evaluación personal, no dudes en contactarme para hacerte recomendaciones específicas de acuerdo con tus hábitos alimenticios y de vida.

 Besos

Acerca de Tanya De la Rosa

Mi nombre es Tanya y soy health coach dedicada a ayudar a mujeres a mejorar sus hábitos de vida. Me encanta estudiar y aprender nuevas cosas todo el tiempo, llevo una alimentación basada en plantas desde hace 5 años y estoy convencida que al mejorar tus hábitos alimenticios, mejoras toda tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *